miércoles, 5 de febrero de 2014

Diseño de espacios verdes - 1.- Estudio y planos

Hoy, iniciamos a extender las explicaciones del Guión General que vimos en la entrada anterior.

A veces te dicen, para que me preguntas tanto, si yo sólo quiero una lista de plantas?
Sí, la famosa lista de plantas otra vez...

Por que no todas las plantas aguantan las mismas temperaturas, la incidencia del sol, ocupan lo mismo en tamaño adulto, ... y todo eso hay que analizarlo con unos datos lo más correctos posibles.

Antes de pensar como queremos que sea nuestro espacio verde, tenemos que analizar de lo que partimos, conocer una serie de características que influyen de forma muy importante en la evolución del proyecto. Y después analizar las condiciones u elementos que deseamos que incluya el espacio. Todo eso es el punto 1 o de inicio.



1.1.- Condiciones climáticas y microclimáticas del sitio:

Lo primero que tenemos que hacer es localizar el lugar donde se halla nuestro espacio verde y que características tiene. La razón es bien sencilla, todos sabemos que hay una serie de valores estadísticos de factores meteorológicos (temperatura, precipitaciones, viento,...) que varían dependiendo del punto del planeta que estudiemos y que han sido ordenados en diferentes climas. 

Las plantas son afectadas por ellos. Por mucho que nos guste una platanera en Groenlandia, es complicado que pase el invierno a la intemperie allí.

Basándose en los valores de la temperaturas mínimas, existen unos mapas que clasifican zonas climáticas o la rusticidad de las plantas. 

El Servicio de Investigación Agrícola de EEUU (USDA) publico en 2.012 la ultima actualización del mapa de su país, una mapa que se conoce como de zonas USDA.




Para España, es interesante este documento pdf de la web Arboles Ornamentales (José Manuel Sánchez de Lorenzo-Cáceres)
http://www.arrakis.es/~jmanuel/PLANTAS%20Y%20ZONAS%20DE%20RUSTICIDAD.pdf

En él, podéis ver los datos de las estaciones meteorológicas de las diferentes provincias. Nos ayuda a acercarnos a los puntos geográficos.

1.2.- Condiciones topográficas:

Hay determinados factores que van a ser importantes como las medidas, la pendiente del terreno, la cercanía de ríos o corrientes de agua, etc.

Sobre el terreno nos tocara medir o realizar la toma de datos. Esto lo podemos realizar de muchos modos, desde la clásica cinta métrica (forma directa) hasta métodos más especializados (forma indirecta).

La cuestión es poder llegar a representar una descripción de los hechos existentes: a un plano a escala. Cuando consideramos el plano horizontal (planimetria ) y cuando estudiamos el relieve (altimetría).

Un buen resumen para principiantes lo tenéis en la web El Regante: aquí

Un sistema básico para dibujar a escala es usando una cuadrícula. Podemos usar un papel cuadriculado, un lápiz o boli y unos lápices de colores. Lo que cada uno os venga mejor y la técnica que domine.



Escaneando una de papel, la imprimos y ya tenemos la cuadricula para dibujar.
Con el ordenador, podemos partir de una cuadricula a medida fabricando las columnas y filas que necesitemos con una Hoja de cálculo, Excel o similar.(Esto lo desarrollaremos en la próxima entrada).



O por algunos de los programas de dibujo que tengamos disponible: Adobe AutoCad, Google SketchUp,...


1.3.- Planos orientados

Ahora ya tenemos un plano con nuestras medidas (del punto anterior) y nos interesa orientar respecto al norte geográfico. ¿Por qué? pues por una razón bien sencilla, por que el movimiento del sol diario nos va a generar las sombras y las horas de iluminación en distintos puntos del espacio. Los elementos del espacio van a generar pequeños microclimas que nos interesa estudiar. Un árbol, un edificio o un muro modifican las horas de luz de la tierra que los circunda.

Repasamos un poco sobre el astro sol y el planeta tierra.

Para orientarnos o localizar un lugar, usamos los puntos cardinales. Sobre un espacio cuadrado o rectangular que contiene un punto en el mapa, colocamos los puntos cardinales: el Norte hacia delante, el Sur hacia atrás, el Este a la derecha y el Oeste a la izquierda.



Cada día la tierra da una vuelta completa sobre si misma, 24 h, un día y una noche. Todos los días, el sol sale o amanece en el Este, gira a lo largo del día de Este a Oeste pasando al mediodía por el Sur. Se pone Pone o anochece al Oeste (Hemisferio Norte, en el H Sur es al contrario, pasa por el Norte).

A todos los planos, les colocaremos una pequeña flecha que nos lo oriente a un punto cardinal.

Para completar nuestro estudio, debemos tener en cuenta también la altura y elíptica que forma el sol desde el Solsticio de verano (más alto y vertical) hasta el Solsticio de invierno (más bajo e inclinado).


La sombra de una pirámide en el centro, seria muy larga en el solsticio de invierno y mucho más corta en el solsticio de verano que el sol está mucho más alto y más vertical. Eso mismo le ocurre a los elementos que tengamos en el jardín.

¿Por qué nos interesa esto? por que las plantas tienen unas necesidades de iluminación que varían según las especies, las variedades o cultivares. Si conocemos esos datos, nos ayudaran a colocar el sitio ideal en nuestro espacio verde.


-.-.-.-.-.-

Vamos a dejar el punto 1 aquí y centrarnos en un caso práctico ¿y si calcamos una imagen de satélite? en la siguiente entrada lo vemos, no te lo pierdas;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita y dejar un comentario